martes, 4 de octubre de 2011

LICENCIA A FERTINAGRO. Un Ayuntamiento en contra de la ilusión de sus ciudadanos.



Antecedentes.
Este blog ya se ocupó oportunamente del affair Fertinagro, concretamente en el post publicado el 18 de noviembre de2010,  y ello en relación con la noticia aparecida en el Huelva Información del 13 de noviembre, según la cual Fertinagro preveía invertir 10 millones de euros parar "reconvertir" (sic) la factoría de Nilefos "abandonada" hace más de dos años tras la "huida" de su anterior propietario el grupo Madhvani, al objeto de pasar a producir "fertilizantes especiales y fosfatos para alimentación"


Con el proyecto del Grupo Tervalis (matriz de Fertinagro), según aquella noticia, que coincide con los datos que ahora han vuelto a la actualidad con la aprobación por el pleno del Ayuntamiento de la licencia del proyecto de Fertinagro, se crearían la friolera de 60 puestos de trabajo, entre los cuales estaría integrada la antigua plantilla de Nilefós, esto es, 49 trabajadores, más 11 nuevos puestos de trabajo. Hoy parece ser que han quedado reducidos a 53. En cualquier caso, la repanocha. El fin del paro para Huelva. La salvación del empleo de esta provincia. El inicio de una nueva etapa de prosperidad ilimitada.

Dos veces en la misma piedra.
Para alcanzar su objetivo del pleno en la provincia de Huelva, Fertinagro, con más exactitud Fertinagro Sur, invertirá 10 millones de euros, de los cuales 3 serán aportaciones públicas, aunque ahora se niegue, con el consiguiente riesgo de que el caso Fertinagro se convierta en el caso de "el indio" segunda parte, pues la Junta de Andalucía ya adelantó 2,3 millones de euros al último propietario de la factoría, el grupo Grupo Madhvani, el del indio vivales, de los 3 millones que tenía acordado entregarle, para la puesta en marcha de un nuevo proceso productivo de generación de fosfato dicálcico, sin que hasta la fecha se sepa nada, ni lo que pasó con los 2,3 millones de euros, ni del grupo Maldhvani, ni del indio.

Ahora la Junta, no contenta con su pedazo de gestión del dinero público, está dispuesta a soltar otros 3 millones de euros en ayudas para poner en marcha un proyecto comandado por una sociedad instrumental, creada ex profeso para esta operación, sin más bienes para responder de un posible fiasco que la propia concesión otorgada por el Puerto de Huelva. El grupo Tervalis (matriz de Fertinagro) ha creado esta nueva sociedad, Fertinagro Sur, exclusivamente para la puesta en marcha de una planta de fabricación de fertilizantes en la Avda Francisco Montenegro. Es decir, que si la cosa sale mal habrá que ver que solvencia pueda tener esta nueva sociedad creada con la sola finalidad de iniciar el proyecto. Mucha confianza no deben de tener los propietarios de Fertinagro cuando no ponen a ésta al frente de la inversión, sino que crean una sociedad interpuesta, Fertinagro Sur, que en caso de batacazo sea la que se lleve los golpes y a la que resulte imposible exigir responsabilidades.
En definitiva, que si el asunto sigue adelante, a la Junta de Andalucía el caso Nilefos, que conviene recordar en su día cerró por circunstancias de inviabilidad empresarial, le costaría 5,3 millones de euros: los 2,3 que regaló a la empresa hindú y los tres que ahora solicita la nueva empresa redentora del paro onubense.

Incumplimiento del Plan General de Ordenación Urbana.
El apoyo del Ayuntamiento de Huelva a toda esta operación, aprobado en el pleno de la semana pasada, es aun más grave, tanto desde un punto de vista ético como jurídico.

Desde un punto de vista ético, pues conculca la apariencia que durante años se ha encargado el partido gobernante en el consistorio, el periquismo, de revestirse ante la opinión pública como adalid de la recuperación de la Avenida Francisco Montenegro, con proyectos como el ensanche sur, con su promesa de restauración (¿?) de las balsas de fosfoyesos, y como legítimos y exclusivos titulares del derecho de llevar a Huelva en el Corazón. En definitiva es éticamente impresentable que quienes se definen como “hooligans de la defensa de Huelva” , hipotequen de nuevo la Avda Francisco Montenegro, como mínimo, para 25 años mas de contaminantes factorías químicas, a las puertas mismas de Huelva, y privando a sus actuales ciudadanos, a sus hijos y, muy probablemente a sus nietos, de poder disfrutar de una ría limpia de industrias, justo cuando parecía, con el cierre de Foret, de Nilefos, y con el cese de los vertidos de fosfoyesos, que se tocaba con las yemas de los dedos un presente limpio y verdaderamente enriquecedor para el medio ambiente y la economía sostenible de esta ciudad, basada, por fin, en un paradigma distinto al de la economía de ocupación que representa la industria química. Y semejante dislate, para generar la friolera de 53 puestos de trabajo. Supongo que a algunos, problemas de conciencia no les permitirán dormir tranquilos durante muchos años, los mismos que restan hasta que se acabe la concesión otorgada a Fertinagro, como mínimo hasta 2035, según parece con posibilidad de prórroga por diez años más.
El Mundo 19/06/2010
Un hooligan, al que su defensa de Huelva le ha llevado a hipotecar su ria 35 años mas en favor de la industria química.
La decisión adoptada por el Ayuntamiento, además, desde un punto de vista jurídico conculca frontalmente su propia ordenación urbanística, representada por el Plan General de Ordenación Urbana de Huelva, en cuya Memoria de Ordenación expresamente se dispone que el uso industrial del suelo de la Avda. Franciso Montenegro está ligado al periodo de actividad de los actuales concesionarios y "finalizada su actividad, el suelo deberá destinarse a otros usos". (pág. 12 de la referida Memoria).

Se plantea pues, si el anterior concesionario, el grupo Madhvani, finalizó su actividad o no para poder determinar si resulta aplicable la norma urbanística transcrita. Lo más sensato es acudir al DRAE. Finalizar: "Concluir una obra, darle fin". A tal respecto, resultando publico, notorio, innegable y palmario que la factoría antes de Rhodia y después de sus sucesores empresariales, Nilefos y el Grupo Madhvani, se encuentra abandonada por sus propietarios desde hace casi cuatro años, cerrada, sin suministro de agua, electricidad, ni gas y, por desgracia, sus antiguos trabajadores en el paro. Vamos, una finalización de actividad de libro. Por tanto, finalizada de este modo la actividad de Nilefos, en virtud de las normas urbanística citadas, el suelo que ocupaba la factoria abandonada "deberá destinarse a otros usos" distintos a los industriales, que son, sin embargo, los que proyecta Fertinagro con el apoyo de las administraciones publicas de Huelva, siempre tan generosas con sus ciudadanos.

El Mundo 18 enero 2010.
Parece que ya bien sabía que más que una Utopía, era un imposible,  pues él mismo lo iba  a impedir.

La utilización torticera de la Sentencia del caso Endesa.
Para lavar su mala conciencia, los ediles responsables de la decisión más nefasta para el futuro de Huelva que se ha adoptado en las últimas décadas, amparan su decisión y se parapetan, cobardemente, tras la Sentencia del TSJA de 31 de julio de 2007 que puso fin al contencioso entre Endesa y el Ayuntamiento de Huelva respecto a la denegación de la licencia a la nueva central de ciclo combinado en la Punta del Sebo. Para ello afirman, en concreto el Sr. Moro, que no tienen más remedio que otorgar la licencia a Fertinagro en aplicación de la doctrina del TSJA. En las palabras balbuceantes del Sr. Moro: “este Ayuntamiento está siendo coherente en todo momento con los acuerdos del 91. Los estamos cumpliendo, siempre lo hemos hecho y hemos actuado con responsabilidad, pero los tribunales nos quitaron la razón cuando denegamos la licencia a Endesa, con lo que a la hora de hacer el informe sobre el proyecto de Fertinagro, hemos tenido que tener en cuenta ese precedente. No podemos olvidar las decisiones judiciales que ya se han tomado” (Huelva Información 29 septiembre 2011)

Es verdad, el TSJA quitó la razón al Ayuntamiento en el caso Endesa, pero lo que el Sr. Moro no cuenta es que el TSJA falló a favor de Endesa por los siguientes motivos:

1º.- Endesa no es concesionaria de los terrenos que ocupa en la Punta del Sebo, es propietaria Sr. Moro, por eso no le resulta de aplicación el PGOUH en relación con el cambio de destino del suelo a medida que las concesiones vayan concluyendo, porque, Sr. Moro, Endesa no es concesionaria, a diferencia de Nilefos, Atlantic Cooper, Fertiberia y Foret que sí lo son, y a las que por tanto les resulta plenamente aplicable el PGOUH, que usted y su grupo municipal ahora no quieren aplicar, por razones inexplicadas, pero desde luego contrarias a un futuro próspero para Huelva. En definitiva, lo que fue una chapuza fue denegar la licencia a Endesa no resultándole aplicable la disposición concreta del PGOUH en materia de recuperación de suelos concesionales de la Avda. Francisco Montenegro. ¿Por qué no se cuenta esto a la ciudadanía? Está claro, es más fácil echarle la culpa a Sevilla y al TSJA que a la propia ineptitud municipal. (Ver fundamento de derecho cuarto de la sentencia).

2º.- Es cierto, a Endesa el TSJA le concedió el derecho a la licencia de "modernización" de su actividad en su factoría de la Punta del Sebo, pero se lo concedió por mediar silencio administrativo del Ayuntamiento de Huelva. ¿Por qué tampoco cuenta usted esto Sr. Moro? El Ayuntamiento de Huelva, a través de la Gerencia de Urbanismo, entonces presida por el Sr. Moro, dejó transcurrir tres meses desde la solicitud de licencia de Endesa sin pronunciarse al respecto, razón por la cual el TSJA la considera concedida por silencio administrativo. ¿A quién pude exigírsele responsabilidades por esa omisión que acabó con la construcción de la actual central de ciclo combinado en la Punta del Sebo? La respuesta es obvia. (A este respecto ver los fundamentos segundo y tercero de la Sentencia)

3º.- Por último, a Endesa el TSJA le dio la razón Sr Moro, porque mientras el Servicio técnico de la Gerencia decía que la memoria presentada por Endesa le faltaban papeles, resulta que la documentación estaba completa, sólo faltaba con haberla examinado detenidamente, según da por probado el Tribual ¿Por qué no lo cuenta usted eso a la opinión pública Sr. Moro? (ver fundamentos quinto a séptimo de la sentencia)

En definitiva, ninguna de la tres razones por las que el TSJA permitió la construcción de la central de ciclo combinado a Endesa resultan hoy aplicables al caso Nilefos-Fertinagro.

Es más, de hecho la propia Sentencia del TSJA viene a decir literalmente, en el Fundamento de Derecho quinto, con carácter firme, pues dicha sentencia no fue recurrida por el Ayuntamiento (por algo sería), que "la filosofía del PGOUH sobre los terrenos de la Punta del Sebo es recuperarlos para uso residencial y terciario cuando las instalaciones industriales que en ellos se ubican queden obsoletas y sin viabilidad económica,o sea, cuando se produzca el cierre de las instalaciones porque haya finalizado su actividad", es decir, punto por punto lo que ha ocurrido con Nilefos. En el caso de Endesa, al contrario de Nilefos, el TSJA consideró que sí se podía construir su central de ciclo combinado pues estimó que se trataba de una "modernización" de una actividad existente, todo lo contrario de lo que ocurre con la factoría de Nilefos, que lleva tres años cerrada y sin ninguna actividad, por lo que, según el PGOUH, ya no puede destinarse a nuevas actividades industriales.

Pero no es sólo que Nilefos finalizara su actividad hace más de tres años, es que Fertinagro Sur va a destinar la factoría a usos industriales distintos de los que tenía, al punto de tener que invertir 10 millones de euros para adaptar la fabrica al cambio que supone la fabricación de tripolifosfatos para su utilización en detergentes, que es lo que antes producía, a fertilizantes agrarios que es a lo que la va a dedicar Fertinagro. Es decir, no estamos tampoco ante una modernización de la instalación existente, como en el caso de Endesa, que siguió produciendo electricidad, sino ante una fabrica nueva que producirá productos distintos de aquellos para los que estaba diseñada, y para lo que se otorgó la concesión.

En prueba de que ello es así basta el visionado de este video:


Así pues, es del todo incierto que la sentencia del TSJA suponga un obstáculo para denegar la solicitud de Fertinagro, todo lo contrario, la referida sentencia respalda plenamente el PGOUH. En suma, su utilización por los ediles del PP para justificar su decisión es una cortina de humo, para tranquilizar a la opinión pública, justificando su decisión en el respeto a las decisiones judiciales, cuando esta decisión judicial en concreto lo que justifica respecto a las concesiones de la Avda Francisco Montenegro es el estricto cumplimiento del PGOUH, que por razones desconocidas el Ayuntamiento que lo redactó ahora no lo quiere aplicar.

En definitiva, bien lejos de lo anunciado, es el propio Ayuntamiento quien con la aprobación del proyecto el pasado martes en el pleno municipal, está vulnerando tanto el Acuerdo para la Recuperación de la Avda. Francisco Montenegro (que por cierto el PP no firmó), como el Plan General de Ordenación Urbana de Huelva y la propia Sentencia del TSJA de 31 de julio de 2007.

Soluciones.
Sólo los ciudadanos movilizados pueden revertir esta sinrazón.

Gibraleón se movilizó e impidió la construcción del vertedero de residuos industriales, que se vendía como imprescindible para la subsistencia del Polo, y a fe que lo consiguió. Es ahí donde creo que Huelva tiene que buscar su ejemplo. Movilización permanente y sistemática a todos los niveles, asociativos, culturales, mediáticos, institucionales y, por supuesto, acompañada con la presencia constante en la calle, recogidas de firmas, acampadas, manifestaciones, ... Sin cejar en el empeño. Luchar junto con Nerva en al cierre de su vertedero. Sin un vertedero industrial el Polo no puede subsistir, así es como se diseñó el plan de reordenación de vertidos. Eso, u otros 35 años de industria química en la ría. 



La noticia en los medios:

Huelva Información:
07-05-2010
 La factoría de Nilefos se destinará a la fabricación de fertilizantes especiales
10-07-2010 
El Puerto anula la concesión de los terrenos al propietario de Nilefos
13-07-2010 
Los empleados de Nilefos esperan retomar la actividad este año
13-11-2010 
Fertinagro prevé invertir 10 millones en su proyecto industrial en Huelva
16-11-2010 
Fertinagro, dispuesta a integrar en su proyecto a la plantilla de Nilefos
25-02-2011 Fertinagro desembarca en Huelva con un proyecto industrial de 120 empleos
02-10-2011 Polo Químico 2035


Odiel Información
15-11-2010
La plantilla de Nilefós, "satisfecha" con el compromiso de recolocación de Fertinagro
11-08-2011 Fertinagro, a la espera de la autorización ambiental, prevé finalizar los trámites tras el verano
27-09-2011 Fertinagro prevé arrancar su actividad en abril de 2012

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

2 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Felicidades por el artículo. Estaba seguro de que habría uno y lo esperaba.
Espero que sirva de algo y cese la desgracia que se avecina.

5 de octubre de 2011, 10:08  
Anonymous Javier Arellano ha dicho...

Excelente y exhaustivo , como siempre , el trabajo del ” Choco “. Es impresentable lo que está ocurriendo , e inexplicable por las expectativas que se generaron en la ciudadanía en general a primeros de año .
? Rebelión popular ? : ahí está el 15 M como elemento vertebrador del descontento e indignación ciudadanos.
Una sugerencia , si cabe inocente : ? porqué no se intenta que estos comentarios y trabajos, tan ilustrativos y formadores de opinión, se publiquen en Viva Huelva , por ejemplo, ó en Huela Información ? : me consta qe algunos redactores estarían encantados con contar con informaciones de este calado que sirvieran para su más amplia difusión. ¡ Enhorabuena ¡

11 de octubre de 2011, 23:41  

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal